MES DE MAYO, MES SALESIANO

La fiesta de María Auxiliadora del día 24 preside un mes lleno de celebraciones muy especiales para la Familia Salesiana.

Con un leve respiro en el estado de alarma dominante y en plena celebración de la Pascua, ha llegado el mes de mayo, mes de María. Así lo recuerdan la tradición de la Iglesia y los medios que desde su página web hace llegar la Diócesis de Vitoria, con una oración diaria a la Virgen acompañada de vídeos que recuerdan las advocaciones más queridas.

Algunos momentos importantes de este mes para la Familia Salesiana son las fiestas de santo Domingo Savio el día 6 y santa María Mazzarello el día 13, fecha en la que también se recuerda a la Virgen de Fátima.

Entre los muchos los recursos que llegan para tener presente a María y todas las fiestas salesianas, destaca la novedad del portal web mayosalesiano.es. También la página web de las salesianas de España publica novedades según se acercan los días festivos y ha creado un apartado con recursos sobre María Mazzarello, cofundadora del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora.

Las redes sociales del colegio seguirán ofreciendo diariamente la oración que se facilita desde la inspectoría de las salesianas de España: “Esta oración es contigo” con la que cada día se invoca a María con un título, se propone una oración y una canción. También irán recordando otros momentos importantes para la comunidad educativa, como las fiestas ya mencionadas o la campaña del Domisal, prevista para esta primera semana de mayo ya en marcha.

 

En este curso 2019-2020, la campaña se centra en la presencia de las FMA en Siria, como puede verse en el vídeo de este enlace. El proyecto presentado por las ONGDs Madreselva, Vides España y Vides Sur tiene dos vertientes fundamentales, la construcción de escuelas y el apoyo al hospital de Damasco. En la actual situación de emergencia sanitaria, se reforzará la ayuda para el hospital, esperando poder cubrir más adelante otras situaciones también muy necesarias en el contexto de guerra que vive el país.

Además de su modalidad virtual, la campaña del Domisal de este año tiene otra novedad, las pulseras solidarias. En la carta enviada a las familias se encuentra la forma de adquirirlas.

Propuestas de oración y de solidaridad, ya que la una no puede caminar sin la otra para los cristianos. Propuestas para seguir haciendo de cada hogar una Iglesia doméstica y para seguir creciendo como gente comprometida en las necesidades concretas del mundo.