Salud escolar

Con el Proyecto de Salud Escolar nos proponemos que la comunidad educativa, y nuestros alumnos y alumnas, particularmente, gracias a la formación recibida, adquieran hábitos y estilos de vida más saludables, esperando que los alumnos reflexionen sobre la necesidad de ir haciéndose responsables de la construcción de su estilo de vida saludable. Se pretende que el alumnado desarrolle hábitos y costumbres saludables, los cuales se conviertan en un estilo de vida que se sostenga en el tiempo, que los valore como uno de los aspectos básicos de la calidad de vida y sean capaz de tomar decisiones razonadas y desarrolladas en el marco de entornos no siempre favorables a la protección y al fomento de la salud, desestimando aquellas pautas de comportamiento que impiden o dificultan la adquisición del bienestar físico y mental que tienen como objetivo cambiar ciertos hábitos o malas costumbres en la vida cotidiana que en nada favorecen la salud, poniendo especial énfasis en la alimentación y la actividad física, pilares de una vida sana.

El proyecto Está articulado en cuatro dimensiones o ejes:

Actividad física y alimentación saludable

Psicosocial

Medioambiental

Trascendente